7/5/08

Enciclopedia del saber: Hoy, la “Cremona”



Este alimento no nació de la mente de un panadero loco que había comido mucho más que brownies. No señor, tiene una historia mucho mas milenaria y misteriosa.

Cuenta el chicle de Bazooka que supo haber un reino. En el mismo todos sus habitantes eran de pan. No sufrían, no se lastimaban (con un golpecito de horno cualquiera recuperaba una pierna u otra extremidad). Y el mismo era gobernado por un tirano. Amado, pero temido al mismo tiempo. Y su corona estaba hecha justamente, de pan.

Todo el mundo vivía feliz, comían pasta los domingos y cuando quedaba salsa en el plato, pasaban la mano y se auto fagocitaban.

Hasta que un día, el horror. Su reino vecino, el reino donde todos estaban hechos de manteca, sal, mermelada y todas esas cosas lo invadió, matando a todos en 15 minutos (o lo que tarda un desayuno normal). El rey llegó a esconder su corona en su cofre que era del material de esas bolitas de las tortas, esas que no se comen, por eso su destino fue distinto al del pueblo de Pancito (sí, mucho no habían pensado el nombre).

2 o tres años después, el Chef Josef Platiní visitó las ruinas y descubrió la famosa corona. El resto de la historia (incluido el episodio de los travestis y el burro) lo conocemos todos.

Salú, ahora usted tiene el cerebro más enriquecido y es una persona más mejor.

2 comentarios:

Beautronics dijo...

vivan las cremonas, viva el rey

Baterflai dijo...

Si tuviera una panadería le pondría "El reino de Pancito".